Skip to main content
Text Size: sML

Etapas del desarrollo del habla y el lenguaje

En esta página:

¿Cómo se desarrollan el habla y el lenguaje?

Los primeros 3 años de vida, cuando el cerebro está en proceso de desarrollo y maduración, es el período más intensivo en la adquisición de las habilidades del habla y el lenguaje. Estas habilidades se desarrollan mejor cuando el niño está expuesto consistentemente a un mundo lleno de imágenes, sonidos y al habla y el lenguaje de los demás.

Existen períodos clave en el desarrollo del habla y el lenguaje de los bebés y los niños pequeños. En estos períodos clave el cerebro está más capacitado para absorber el lenguaje. Si se dejan pasar estos períodos y no se expone al niño al lenguaje, será más difícil que el niño lo aprenda.

Arriba

¿Cuáles son las etapas del desarrollo del habla y el lenguaje?

El bebé muestra las primeras señales de comunicación cuando aprende que con el llanto logra obtener alimento, consuelo y compañía. Los recién nacidos, además, comienzan a reconocer los sonidos importantes a su alrededor, por ejemplo, la voz de la madre o de quien lo cuida. A medida que crecen, los bebés comienzan a distinguir los sonidos del habla que componen las palabras de su lenguaje. A los 6 meses de edad, la mayoría de los bebés reconocen los sonidos básicos de su lengua materna.

No todos los niños desarrollan las habilidades del habla y el lenguaje de la misma manera. Sin embargo, todos los niños siguen una progresión natural o una serie de etapas para dominar las habilidades del lenguaje. Más adelante encontrará una lista de las etapas del desarrollo normal de las habilidades del habla y el lenguaje en los niños, desde recién nacidos hasta los 5 años de edad. Estas etapas ayudan a los médicos y a otros profesionales de la salud a determinar si el niño está siguiendo el desarrollo normal o si necesita ayuda. A veces, los niños demoran en alcanzar estas etapas debido a que tienen pérdida de la audición, y en otros casos debido a algún trastorno del habla o del lenguaje.

Arriba

¿Cuál es la diferencia entre trastornos del habla y trastornos del lenguaje?

Los trastornos del lenguaje incluyen problemas para entender lo que otros dicen (lenguaje receptivo) o dificultad para compartir ideas (lenguaje expresivo). El trastorno específico del lenguaje, TEL (Specific Language Impairment, SLI) es una limitación que demora el dominio de las habilidades del lenguaje. Algunos niños con un trastorno específico del lenguaje podrían tardarse para comenzar a hablar hasta los tres o cuatro años de edad.

Los niños que tienen dificultad para producir correctamente los sonidos del habla, o que dudan o tartamudean al hablar, podrían tener un trastorno del habla. La apraxia del habla es un trastorno que dificulta la unión de sonidos y sílabas en el orden correcto para formar palabras.

Arriba

¿Qué debo hacer si sospecho un retraso en el habla o el lenguaje de mi hijo?

Si está preocupado, hable con el pediatra de su hijo. Éste tal vez le recomiende que vea al fonoaudiólogo o patólogo del habla-lenguaje, que es un profesional de la salud capacitado para la evaluación y el tratamiento de los trastornos del habla y el lenguaje. El fonoaudiólogo conversará con usted sobre el desarrollo general y de comunicación de su niño. También hará pruebas verbales a su hijo durante la evaluación. La prueba de audición generalmente se incluye en la evaluación porque los problemas auditivos también afectan el desarrollo del habla y el lenguaje. Dependiendo de los resultados de la evaluación, el fonoaudiólogo podrá sugerir actividades que usted puede hacer en la casa para estimular el desarrollo del niño. En algunos casos, también recomendará terapia individual o de grupo, o sugerirá más evaluaciones con un audiólogo (el profesional de la salud capacitado en la identificación y la medición de pérdida de la audición) o con un psicólogo del desarrollo (el profesional de la salud especializado en el desarrollo psicológico de los bebés y los niños).

Arriba

¿Qué investigaciones se están llevando a cabo sobre los problemas del habla y el lenguaje durante el desarrollo?

El Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación (NIDCD, por sus siglas en inglés) patrocina una amplia gama de investigaciones para entender mejor el desarrollo de los trastornos del habla y el lenguaje, mejorar las herramientas de diagnóstico y perfeccionar los tratamientos más efectivos.

Un área de estudio continuo es la búsqueda de mejores métodos para diagnosticar y entender los diferentes tipos de retraso del habla. Un amplio estudio en el que se ha dado seguimiento a más de 4,000 niños está reuniendo datos a medida que los niños crecen con el fin de establecer señales y síntomas confiables para identificar trastornos específicos del habla, que se podrán utilizar más adelante para desarrollar pruebas precisas de diagnóstico. Por otra parte, hay estudios genéticos que buscan identificar la relación entre ciertas variaciones genéticas y las deficiencias específicas del habla.

Investigadores patrocinados por el NIDCD han descubierto una variante genética vinculada específicamente al trastorno específico del lenguaje, un trastorno que retrasa el uso de palabras en el niño y disminuye el ritmo al que éste domina las habilidades del lenguaje durante la edad escolar. Este hallazgo es el primero que relaciona la presencia de una mutación genética específica con un tipo de deficiencia hereditaria en el lenguaje. Otras investigaciones exploran el papel que podría desempeñar esta variante genética en la dislexia, el autismo y los trastornos del habla y la audición.

Un estudio a largo plazo sobre el impacto de la sordera en el cerebro está explorando cómo el cerebro crea nuevas conexiones para enfrentar la sordera. Hasta hoy, las investigaciones han demostrado que, al observar objetos en movimiento, los adultos sordos reaccionan de modo más rápido y preciso que los adultos que pueden oír. Las investigaciones existentes siguen explorando el concepto de la “plasticidad del cerebro”—cómo el cerebro es influenciado por las condiciones de salud o las experiencias de vida—y cómo puede usarse para desarrollar estrategias de aprendizaje que estimulen el desarrollo saludable del habla y el lenguaje en la niñez temprana.

Un taller reciente coordinado por el NIDCD reunió a un grupo de expertos para explorar las inquietudes relacionadas a niños con trastornos dentro del espectro autista que carecen de un lenguaje verbal funcional a los 5 años. Debido a que estos niños son muy diferentes entre sí, y no comparten una serie de características o patrones similares que los pongan en ventaja o desventaja cognitivas, ha sido difícil desarrollar pruebas estandarizadas de evaluación o tratamientos efectivos. El taller incluyó una serie de presentaciones para familiarizar a los participantes con los retos que enfrentan estos niños. Así pudieron identificar un número de vacíos y oportunidades que existen actualmente y que podrían ser considerados en estudios futuros.

Arriba

¿Qué son la voz, el habla y el lenguaje?

La voz, el habla y el lenguaje son las herramientas que utilizamos para comunicarnos con los demás.

La voz es el sonido que hacemos cuando el aire de los pulmones pasa a través de los pliegues vocales en la laringe haciéndolos vibrar.

El habla es la acción de hablar, o sea una de las formas en que expresamos nuestra lengua. Incorpora la coordinación precisa de acciones musculares de la lengua, los labios, la quijada y el tracto vocal para producir los sonidos reconocibles que constituyen el lenguaje.

El lenguaje es un conjunto de normas compartidas que permiten a la gente expresar sus ideas de modo lógico. El lenguaje puede expresarse en forma oral (verbal) o por escrito, o mediante señas u otros gestos, por ejemplo, parpadeando o moviendo la boca.

Arriba

Etapas del desarrollo de la audición y la comunicación del bebé

Recién nacido hasta los 3 meses

Reacciona a los sonidos.
Se calma o sonríe cuando le hablan.
Reconoce su voz y si está llorando se calma al oírla.
Si lo están alimentando, comienza o para de chupar en respuesta a un sonido.
Balbucea, murmura o emite sonidos agradables.
Llora de modo especial, según la necesidad que tenga.
Sonríe cuando la ve a usted.

De 4 a 6 meses

Sigue los sonidos con los ojos.
Responde a los cambios en el tono de su voz.
Reconoce objetos que producen sonidos.
Presta atención a la música.
Balbucea de manera parecida al habla y usa una gran variedad de sonidos, incluso los que comienzan con “pa”, “ba” y “mi”.
Se ríe.
Balbucea cuando está emocionado o triste.
Hace sonidos de gorgoteo cuando está solo o jugando con usted.

De 7 meses a 1 año

Le gusta jugar a palmotear (aplaudir) y a esconderse.
Voltea la cabeza y mira hacia donde provienen los sonidos.
Escucha cuando se le habla.
Entiende las palabras de las cosas comunes, por ejemplo, “taza”, “camión”, “jugo” y “papá”.
Responde a lo que se le pide (“ven acá”).
Balbucea grupos de sonidos largos y cortos (“mimi”, “papapa”, “babababa”).
Balbucea para llamar la atención y mantenerla.
Se comunica usando gestos, como por ejemplo manoteando o levantando los brazos.
Imita diferentes sonidos del habla.
Para el primer año, dice una o dos palabras (“mamá”, “papá”, “no” y “adiós”).

De 1 a 2 años

Conoce varias partes del cuerpo y puede indicarlas cuando se le pregunta.
Sigue órdenes simples (“dame la bola”) y entiende preguntas simples (“¿dónde está tu zapato?”).
Disfruta de cuentos, canciones y rimas breves.
Señala los dibujos en un libro si se le pregunta sobre ellos.
Adquiere nuevas palabras constantemente.
Hace preguntas usando una o dos palabras (“¿dónde está?” o “¿tú vas?”).
Junta dos palabras (“más pan”).
Usa diferentes sonidos de consonantes al comienzo de las palabras.

De 2 a 3 años

Usa una palabra para casi todo.
Usa frases de dos o tres palabras para hablar de algo o pedir algo.
Usa estos sonidos: “g”, “f” y “s”.
Habla de modo que se hace entender por los miembros de la familia y amigos.
Nombra los objetos para pedirlos o para que se les preste atención.

De 3 a 4 años

Oye cuando lo llaman desde otra habitación.
Oye el televisor o la radio al mismo volumen que otros miembros de la familia.
Contesta cuando le preguntan, “¿quién?”, “¿qué?”, “¿dónde?” y “¿por qué?”.
Habla sobre lo que hace en la escuela o en casa de sus amistades.
Usa oraciones con cuatro o más palabras.
Habla fácilmente sin tener que repetir sílabas o palabras.

De 4 a 5 años

Presta atención a un cuento corto y contesta preguntas simples sobre éste.
Escucha y entiende la mayoría de lo que se dice en casa o en la escuela.
Usa oraciones que contienen muchos detalles.
Relata cuentos manteniéndose en el tema.
Se comunica fácilmente con otros niños y adultos.
Dice la mayoría de los sonidos correctamente, a excepción de unos pocos (“g”, “f”, “s”, “r”, “l”, “ch”).
Usa palabras que riman.
Nombra algunas letras y números.
Usa gramática de adultos.

Esta lista se basa en el folleto ¿Qué tal habla y oye su niño? de la Asociación Americana del Habla, Lenguaje y Audición (American Speech–Language–Hearing Association, ASHA).

Arriba

¿Dónde puedo obtener más información sobre las etapas del desarrollo del habla y el lenguaje?

El NIDCD mantiene un directorio de organizaciones que proveen información acerca del proceso normal y trastornos de la audición, el equilibrio, el gusto, el olfato, la voz, el habla y el lenguaje. Actualmente, el directorio está disponible solamente en inglés.

Use las siguientes palabras clave para encontrar organizaciones que pueden responder a sus preguntas y ofrecer información sobre las etapas del desarrollo del habla y el lenguaje. Esta información está disponible en inglés.

Para más información, direcciones o números de teléfono adicionales, o para recibir una lista impresa  de las organizaciones, comuníquese con nosotros al:

Centro de Información del NIDCD
1 Communication Avenue
Bethesda, MD 20892-3456
Número de teléfono gratuito: 1-800-241-1044
Número gratuito TTY: 1-800-241-1055
Fax: 1-301-770-8977
Correo electrónico: nidcdinfo@nidcd.nih.gov

Publicación de NIH núm. 10-4781 S
Septiembre de 2010

Arriba