You are here

El tartamudeo

Twitter icon
Facebook icon
Google icon
StumbleUpon icon
Pinterest icon

En esta página:

¿Qué es el tartamudeo?

El tartamudeo es un trastorno del habla en el que se repiten los sonidos, las sílabas o las palabras; se prolongan los sonidos; y se tienen interrupciones del habla conocidas como “bloqueos”.  Una persona que tartamudea sabe exactamente lo que quisiera decir, pero tiene problemas para producir un flujo normal del habla. Estos trastornos del habla pueden estar acompañados de comportamientos que muestran esfuerzos, tales como parpadeo rápido de los ojos o temblor de los labios. El tartamudeo puede dificultar comunicarse con los demás. Esto puede influir en la calidad de vida y las relaciones interpersonales de la persona. El tartamudeo también puede influir negativamente en el rendimiento en el trabajo y las oportunidades laborales, y el tratamiento médico puede ser caro.

Los síntomas de tartamudeo de cada persona pueden variar bastante a lo largo del día. En general, hablar ante un grupo o hablar por teléfono puede empeorar el tartamudeo de una persona. Cantar, leer o hablar al unísono puede temporalmente reducirlo. 

Al tartamudeo también se le llama por un término más amplio, disfluencia o falta de fluidez en el habla. También se le conoce como tartamudez.

¿Quién tartamudea?

Alrededor de tres millones de personas en los Estados Unidos tartamudean. El tartamudeo afecta a personas de todas las edades. Se presenta más en los niños de 2 a 6 años de edad mientras están desarrollando sus habilidades de lenguaje. Alrededor del 5 al 10 por ciento de todos los niños tartamudearán durante alguna etapa de su vida. Esto puede durar desde algunas semanas hasta varios años. Los varones tienen de 2 a 3 veces más posibilidad de tartamudear que las niñas. A medida que crecen, la cantidad de varones que continúan tartamudeando es de tres a cuatro veces mayor que la cantidad de niñas. La mayoría de los niños superan el tartamudeo al crecer. Alrededor del 75 por ciento de los niños se recuperan de tartamudear. Para el 25 por ciento restante que continúan tartamudeando, el tartamudeo puede convertirse en un trastorno de la comunicación que les durará toda la vida. 

¿Cómo se produce el habla normalmente?

Producimos sonidos a través de una serie de movimientos de los músculos coordinados con precisión que involucran la respiración, la fonación (la producción de la voz) y la articulación (el movimiento de la garganta, el paladar, la lengua y los labios). El cerebro controla los movimientos de estos músculos. Nuestro sentido del oído y el tacto supervisan estos movimientos.

¿Cuáles son las causas y los tipos de tartamudeo?

No comprendemos cuáles son los mecanismos exactos que provocan el tartamudeo. Por lo general, el tartamudeo se divide en dos tipos llamados del desarrollo y neurogénicos. 

  • El tartamudeo del desarrollo ocurre en los niños pequeños mientras aún están aprendiendo las habilidades del habla y del lenguaje. Es la forma más común de tartamudeo. Algunos científicos y profesionales médicos consideran que el tartamudeo del desarrollo ocurre cuando las habilidades del habla y del lenguaje de los niños no alcanzan a cubrir las demandas verbales del niño. La mayoría de los científicos y profesionales médicos creen que el tartamudeo del desarrollo proviene de las interacciones complejas de diversos factores.  Los estudios recientes de imágenes del cerebro han mostrado diferencias consistentes entre los que tartamudean en comparación con sus semejantes que no lo hacen. El tartamudeo del desarrollo también tiende a darse en familias y las investigaciones han demostrado que hay factores genéticos que contribuyen a este tipo de tartamudeo. Comenzando en 2010, los investigadores del Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación (NIDCD, por sus siglas en inglés), han identificado cuatro diferentes genes que tienen mutaciones asociadas con el tartamudeo. Puede encontrar más información sobre la genética del tartamudeo en la sección de investigación de esta hoja de información.
  • El tartamudeo neurogénico puede ocurrir después de un ataque al cerebro, un trauma a la cabeza u otro tipo de lesión al cerebro. Con el tartamudeo neurogénico, el cerebro tiene dificultad en coordinar las diferentes regiones del cerebro que participan en el habla. Esto resulta en problemas para producir un habla clara y fluida. 

Anteriormente, se creía que todos los casos de tartamudeo eran psicogénicos, es decir, causados por un trauma emocional. Hoy sabemos que el tartamudeo psicogénico no es común. 

¿Cómo se diagnostica el tartamudeo?

Por lo general, un patólogo del habla-lenguaje o fonoaudiólogo diagnostica el tartamudeo. Un patólogo del habla-lenguaje es un profesional de la salud que está capacitado para examinar y tratar a las personas con trastornos de la voz, el habla y el lenguaje. El patólogo del habla-lenguaje tendrá en cuenta varios factores, incluyendo la historia del caso del niño (por ejemplo, el primer momento en que se notó el tartamudeo y bajo qué circunstancias), un análisis de las conductas de tartamudeo del niño, una evaluación de sus habilidades del habla y del lenguaje y el impacto del tartamudeo en la vida del niño. 

Al evaluar el tartamudeo en un niño pequeño, el patólogo del habla-lenguaje intentará predecir si es probable que el niño continúe con el tartamudeo o si lo superará con el tiempo. Para determinar esto, el patólogo del habla-lenguaje tendrá en cuenta si el tartamudeo tiende a darse en la familia, si el tartamudeo del niño ha durado seis meses o más, y si el niño muestra otros problemas del habla o del lenguaje.

¿Cómo se trata el tartamudeo?

Aunque actualmente no existe una cura para el tartamudeo, hay una variedad de tratamientos existentes. La edad de la persona, los objetivos de comunicación y otros factores deciden el tipo de tratamiento. Si usted o su hijo tartamudean, es importante que consulten a un patólogo del habla-lenguaje para decidir los mejores tratamientos.

Tratamiento para los niños
Si los niños son muy pequeños, empezar el tratamiento pronto puede evitar que el tartamudeo del desarrollo se convierta en un problema que les dure toda la vida. Hay estrategias que pueden ayudar a los niños a mejorar la fluidez al hablar, al mismo tiempo que les ayudan a desarrollar actitudes positivas con respecto a la comunicación. Por lo general, los profesionales de la salud recomiendan que se evalúe un niño si ha tartamudeado por tres a seis meses, si muestra otros síntomas de esfuerzo asociados con el tartamudeo o si el tartamudeo u otros trastornos de comunicación tienden a darse en la familia. Algunos investigadores recomiendan que se le evalúe al niño cada tres meses para saber si el tartamudeo está aumentando o disminuyendo. A menudo, el tratamiento requiere enseñarles a los padres formas de apoyar la fluidez en el habla de su hijo. Se puede animar a los padres a:

  • Ofrecer un ambiente relajado en el hogar que permita muchas oportunidades para que el niño hable. Esto incluye dedicar un tiempo para hablar unos con otros, especialmente cuando el niño está animado y tiene mucho que decir.
  • Escuchar con atención cuando el niño habla y concentrarse en el contenido del mensaje, en lugar de responder a cómo lo dice o interrumpir al niño.
  • Hablar en una forma un poco más lenta y relajada. Esto puede ayudar a que el niño no se sienta tan apurado.
  • Escuchar atentamente cuando el niño habla. Esperar a que diga la palabra que tiene en mente. No terminar las frases del niño. Además, ayudar al niño a que aprenda que una persona se puede comunicar bien aun cuando tartamudea.
  • Hablar en forma abierta y franca con el niño si él saca el tema del tartamudeo. Permitir que el niño sepa que no importa si ocurren algunas interrupciones en el habla. 

La terapia para el tartamudeo
Muchas de las terapias actuales para los adolescentes y adultos que tartamudean se concentran en tratar de ayudarles a aprender cómo minimizar el tartamudeo al hablar. Por ejemplo, tratar de hablar de forma más lenta, ajustar cómo respira la persona o avanzar poco a poco de responder con palabras de una sola sílaba a palabras más grandes, y frases más complejas. La mayoría de estas terapias también tratan la ansiedad que una persona que tartamudea pueda sentir cuando tiene que hablar.

El tratamiento con medicamentos
La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) no ha aprobado ningún medicamento para el tratamiento del tartamudeo. Sin embargo, se han usado algunos medicamentos para tratar el tartamudeo que han sido aprobados para tratar otros problemas de salud, como la epilepsia, la ansiedad o la depresión. Estos medicamentos a menudo tienen efectos secundarios. Por eso, puede resultar difícil usarlos durante mucho tiempo.

Los aparatos electrónicos
Algunas personas que tartamudean usan aparatos electrónicos para ayudar a controlar la fluidez. Por ejemplo, un tipo de aparato se introduce dentro del oído, en forma muy similar a un audífono. Este aparato reproduce digitalmente en el oído una versión un poco alterada de la voz de quien lo usa. De este modo, suena como si estuviera hablando al mismo tiempo con otra persona. Los aparatos electrónicos pueden ayudar a algunas personas a mejorar la fluidez en relativamente poco tiempo. Se requieren investigaciones adicionales para determinar cuánto tiempo pueden durar esos efectos y si las personas realmente pueden usar fácilmente estos aparatos y beneficiarse de ellos en situaciones de la vida real. Por estos motivos, los investigadores siguen estudiando la eficacia a largo plazo de estos aparatos.

Los grupos de autoayuda
Muchas personas consideran que logran sus mejores avances a través de una combinación de terapia y estudio personal. Los grupos de autoayuda ofrecen a las personas una forma de encontrar recursos y apoyo mientras enfrentan los desafíos del tartamudeo.

¿Qué investigaciones se están llevando a cabo sobre el tartamudeo?

Los investigadores en todo el mundo están buscando cómo mejorar la identificación temprana y tratamiento oportuno del tartamudeo. También están buscando qué causa el tartamudeo. Por ejemplo, los científicos están trabajando para identificar el posible gen o genes responsables de los tipos de tartamudeo que tienden a presentarse en las familias. Los científicos del NIDCD ahora han identificado cuatro de estos genes que son responsables de algunos casos de tartamudeo en muchos grupos poblacionales en el mundo, incluyendo en los Estados Unidos y Europa. Todos estos genes codifican proteínas que dirigen el tráfico dentro de las células, asegurando que los diversos componentes de las células lleguen a su ubicación correcta dentro de la célula. Ahora se reconoce que tales deficiencias en el tráfico celular son una causa de muchos trastornos neurológicos. Los investigadores están estudiando cómo este defecto en el tráfico celular conduce a déficits específicos en la fluidez del habla.

Los investigadores también están trabajando para ayudar a los patólogos del habla-lenguaje a determinar cuáles niños tienen más posibilidad de superar el tartamudeo con el tiempo y cuáles tienen más posibilidad de continuar con el tartamudeo de adultos. Además, los investigadores están buscando formas de identificar a los grupos de personas que presentan conductas y patrones de tartamudeo similares, ya que podrían tener una causa común.

Los científicos están usando aparatos de diagnóstico que toman imágenes del cerebro para investigar la actividad del cerebro en las personas que tartamudean. Algunos de estos aparatos incluyen la tomografía por emisión de positrones (positron emission tomography, PET) y la resonancia magnética funcional. Los investigadores financiados por el NIDCD también están estudiando las imágenes del cerebro para estudiar la estructura del cerebro y los cambios funcionales que ocurren durante la niñez que diferencian a los niños que continúan tartamudeando de aquellos que se recuperan. En el futuro, es posible que se usen las imágenes del cerebro para tratar a las personas que tartamudean. Los investigadores están trabajando con pacientes voluntarios que tartamudean para ver si con la ayuda de un programa de computación, pueden aprender a reconocer patrones específicos del habla relacionados al tartamudeo y así evitar esos patrones al hablar.

¿Dónde puedo obtener más información sobre el tartamudeo?

El NIDCD mantiene un directorio de organizaciones que ofrecen información sobre los procesos normales y los trastornos de la audición, el equilibrio, el gusto, el olfato, la voz, el habla y el lenguaje. Actualmente, el directorio está disponible solamente en inglés.

Use las siguientes palabras clave para encontrar organizaciones que pueden responder a sus preguntas y ofrecer información sobre el tartamudeo. Esta información está disponible en inglés.

Para más información, direcciones o números de teléfono adicionales, o para recibir una lista impresa de las organizaciones, comuníquese con nosotros al:

Centro de Información del NIDCD
1 Communication Avenue
Bethesda, MD 20892-3456
Número de teléfono gratuito: 1-800-241-1044
Número gratuito TTY: 1-800-241-1055
Fax: 1-301-770-8977
Correo electrónico: nidcdinfo@nidcd.nih.gov

Publicación de NIH número 97-4232 S
Febrero de 2016

Descarga de Adobe Acrobat Reader

Last Updated Date: 
October 7, 2016