Skip to main content
Text Size: sML

La pérdida de audición y las personas de edad

En está página:

La pérdida de audición es una de las condiciones más comunes que afectan a las personas de edad. Una de cada tres personas mayores de 60 años y la mitad de aquellas mayores de 85 sufren pérdida de la audición. Comprender y seguir los consejos de un doctor, responder a las advertencias y oír timbres y alarmas pueden ser más difíciles cuando existen problemas de audición. También pueden dificultar disfrutar de la conversación con amigos y familia. Todo esto puede ser frustrante, incómodo y hasta peligroso.

¿Hay algún problema con mi audición?

Hágase las siguientes preguntas. Si responde "sí" a tres o más de estas preguntas, usted podría tener un problema de audición y necesitará que un especialista evalúe su capacidad auditiva.

No

¿Tengo problemas para escuchar cuando hablo por teléfono?

¿Tengo problemas para escuchar cuando hay ruido?

¿Se me hace difícil seguir una conversación cuando hay más de 2 personas hablando a la vez?

¿Tengo que esforzarme para entender una conversación?

¿Muchas personas con las que converso no hablan claramente (murmuran)?

¿Entiendo mal lo que otros están diciendo y respondo de manera inapropiada?

¿A menudo les pido a las personas que repitan lo que han dicho?

¿Tengo dificultad para comprender a las mujeres y a los niños cuando hablan?

¿Se quejan las personas de que subo el volumen de televisión demasiado alto?

¿Oigo un zumbido o silbido todo el tiempo?

¿Pareciera que algunos ruidos suenan muy fuertes?

 

Arriba

¿Qué debería hacer si creo que tengo problemas de audición?

Los problemas de audición son graves. La cosa más importante que usted puede hacer si cree que tiene problemas de audición es ir ver un doctor. Su doctor puede referirlo a un otorrinolaringólogo, un médico que se especializa en oído, nariz y garganta. Este especialista tratará de determinar por qué usted tiene pérdida de audición y le ofrecerá opciones de tratamiento. También puede referirle a otro profesional de la audición llamado audiólogo. Un audiólogo puede medir su audición. A veces los otorrinolaringólogos y los audiólogos trabajan juntos para encontrar el tratamiento correcto para usted. Si necesita un audífono, un audiólogo puede ayudarle a encontrar el indicado. Aunque los niños deben ser vistos por un médico antes de comprar audífonos, los adultos no siempre lo hacen. Los adultos que no ven a un médico antes de conseguir audífonos deben firmar un documento de renuncia a la visita médica.

Arriba

¿Por qué estoy perdiendo mi audición?

La pérdida de audición sucede por muchas razones. Algunas personas pierden su audición lentamente a medida que van envejeciendo. Esta condición se conoce como presbiacusia. Los doctores no saben por qué sucede, pero podría tener un componente hereditario. Otra razón de pérdida de audición quizás sea la exposición a ruidos demasiado fuertes. Esta condición se conoce como pérdida de audición inducida por el ruido. Muchos obreros de la construcción, agricultores, músicos, personal de aeropuertos, cortadores de árboles y personal de las Fuerzas Armadas tienen problemas de pérdida de audición debido a una exposición en demasía al ruido fuerte. A veces éste puede causar campanilleo, silbido, o un sonido de ronquido en los oídos, llamado tinnitus.

Un virus o bacteria, enfermedades cardíacas o un accidente cerebrovascular, traumatismos encéfalocraneanos, tumores y ciertas medicinas también pueden causar pérdida de audición.

Arriba

¿Cuáles tratamientos y dispositivos pueden mejorar mi audición?

El tratamiento dependerá del tipo de pérdida, de manera que algunos tratamientos funcionarán mejor para usted que otros. Aquí están los más comunes:

  • Los audífonos son instrumentos diminutos que usted usa dentro o detrás de su oreja. Hacen que los sonidos se escuchen más fuertes. Las cosas suenan diferentes cuando usted usa un audífono, pero un audiólogo puede ayudarle a acostumbrarse a éste.

    Para encontrar el audífono que funciona mejor para usted, deberá probar más de uno. Pregúntele a su audiólogo si puede tener un período de prueba con unos pocos audífonos diferentes. Usted y su audiólogo pueden trabajar juntos hasta que se sienta cómodo con el tipo de audífono escogido.

  • Los sistemas de audición personal le ayudan a oír lo que usted desea escuchar al tiempo que elimina o disminuye otros ruidos a su alrededor. Algunos, llamados sistemas de entrenamiento auditivo y sistemas "Loop", facilitan que usted escuche a alguien en un lugar donde hay muchas personas. Otros, como los sistemas de frecuencia modulada (FM) y los amplificadores personales, son mejores para las conversaciones de persona a persona.

  • Los sistemas para escuchar televisión le ayudan a oír la televisión o la radio sin ser molestado por otros ruidos a su alrededor. Estos sistemas pueden usarse con o sin audífonos y no le exigen que use el volumen de la televisión muy alto.

  • Los audífonos de entrada directa son aquellos que pueden enchufarse a la televisión, equipos de música, micrófonos, sistemas de entrenamiento auditivo y sistemas personales de frecuencia modulada (walkman, personal stereo, discman, etc.) para ayudarle a escuchar mejor.

  • Dispositivos de amplificación telefónica. Algunos teléfonos están fabricados para funcionar con cierto tipo de audífonos. Si su audífono tiene un interruptor "T", usted puede preguntarle a su compañía de teléfonos si le pueden dar un teléfono con un telespiral telecoil. Si su audífono tiene el interruptor "T" encendido, este espiral se activará cuando conteste el teléfono. Este permite escuchar a un volumen cómodo y ayuda a reducir el ruido de fondo. Usted también puede comprar un tipo especial de receptor telefónico y otros dispositivos para hacer que los sonidos se escuchen más fuertes mientras usa el teléfono.

  • Dispositivos de ampliación para teléfonos celulares. Existe un dispositivo llamado "Loopset" para ayudar a las personas que usan la T-espiral a escuchar mejor en los teléfonos móviles. Este dispositivo está compuesto por un cinturón de alambre que se puede colgar del cuello y conectar al teléfono móvil. El cinturón de alambre transmite la conversación del teléfono al audífono en su oído. También ayuda a eliminar el ruido de fondo para hacer la conversación más fácil en un ambiente ruidoso.

  • Sistemas de audición para uso en auditorios. Muchos auditorios, teatros, iglesias, sinagogas y otros lugares públicos están equipados con sistemas especiales de sonido para las personas con pérdida de audición. Estos sistemas envían los sonidos directamente a sus oídos para ayudarle a escuchar mejor. Algunos se pueden usar con y sin audífonos.

  • Los implantes cocleares tienen tres partes: una pieza retroauricular, un procesador del habla y un receptor. La pieza retroauricular se coloca detrás de la oreja, donde recoge el sonido y lo envía al procesador del habla. El procesador del habla, del tamaño de un beeper --pager-- que puede caber en un bolsillo o en el cinturón, transforma el sonido en una señal especial que se envía al receptor. El receptor, un disco del tamaño de una moneda de 25 centavos de dólar que el cirujano coloca bajo la piel detrás de la oreja, envía la señal de sonido al cerebro. Los implantes cocleares se usan, con mayor frecuencia, en niños pequeños nacidos con pérdida de audición. Sin embargo, las personas de edad con pérdida de audición profunda o grave están empezando a recibir estos implantes más a menudo.

  • La lectura de labios o del habla es otra opción. Las personas que hacen esto ponen mucha atención a otros cuando hablan. Miran cómo la boca y el cuerpo se mueven cuando alguien está conversando. Instructores especiales le pueden ayudar a aprender cómo leer labios o el habla.

Arriba

¿Pueden ayudarme mis amigos y familia?

Sí. Usted y su familia pueden trabajar juntos para facilitar la audición. Aquí hay algunas cosas que usted puede hacer.

  • Hable con sus amigos y familia sobre su pérdida de audición. Ellos necesitan saber que escuchar es algo muy difícil para usted. Mientras más converse sobre su discapacidad con aquellos que están siempre cerca suyo, más podrán ayudarlo.

  • Pídale a sus amigos y familia que lo miren de frente cuando conversen para así poder verles la cara. Si usted observa los movimientos de sus rostros y expresiones, esto podría ayudarle a entender mejor lo que dicen.

  • Pídales a las personas que hablen más fuerte, pero sin gritar. Dígales que no tienen que hablar más lento, pero sí con mayor claridad.

  • Apague la televisión o la radio si no tienen que estar encendidas.

  • Sea consciente de que el ruido que existe alrededor suyo puede dificultar la audición. Cuando vaya a un restaurante, no se siente cerca de la cocina o de la banda que está tocando música. El ruido de fondo hace más difícil escuchar a las personas cuando conversan.

El trabajo en conjunto para mejorar su audición, puede que por un momento se torne difícil. Le tomará tiempo acostumbrarse a observar a las personas según conversan y a ellas a hablar más fuerte y claramente. Sea paciente y siga trabajando en conjunto. Escuchar mejor vale el esfuerzo.

Arriba

¿Cómo puedo obtener mayor información?

El NIDCD mantiene un directorio de organizaciones que pueden responder sus preguntas y proporcionarle información, por escrito o en formato electrónico, acerca de este tema. La lista de organizaciones está localizada en www.nidcd.nih.gov/directory. Actualmente, el directorio por Internet está disponible solamente en inglés.

Use las siguientes palabras claves para ayudarle a localizar las organizaciones de mayor relevancia:

Para mayor información, direcciones y números telefónicos adicionales o para recibir una lista de las organizaciones por escrito, contacte a:

NIDCD Information Clearinghouse
1 Communication Avenue
Bethesda, MD 20892-3456
Número de Teléfono Gratuito: (800) 241-1044
Número Gratuito de TTY: (800) 241-1055
Fax: (301) 770-8977
Correo electrónico: nidcdinfo@nidcd.nih.gov

Publicación de NIH número 01-4913
enero de 2001
Actualizada en febrero de 2002

Arriba