Skip to main content
Text Size: sML

¿Qué hacer cuando la prueba de audición de su bebé revela posibles problemas auditivos?

En está página:

La mayoría de los padres de un recién nacido esperan ansiosos el día en que su niño comience a hablar. Cuando ese día llega, les dicen a los abuelos, escriben la respectiva fecha y hora en el álbum del bebé, y reemplazan el timbre del celular con el balbuceo del “ta-ta” del bebé que acaban de grabar. Para que esas primeras palabras lleguen a tiempo, debe asegurarse que la audición de su bebé funcione.

Dos o tres de cada 1,000 niños en los Estados Unidos nacen con sordera o con problemas de audición. Por suerte, la identificación temprana de estos niños les permite recibir la ayuda que necesitan durante los primeros 3 años de vida, que es un período importante en el desarrollo de las habilidades del habla y el lenguaje.

Existen programas mandatorios de pruebas de audición para recién nacidos en todos los Estados Unidos y en la mayoría de sus territorios. Estos programas emplean dos pruebas rápidas y fáciles de realizar para que usted sepa si su bebé tiene pérdida de audición. Al igual que las pruebas de inmunización y las pruebas que se hacen con las muestras de sangre que se obtienen del talón del bebé, las pruebas de audición se han convertido en una parte esencial del conjunto de servicios que se ofrece para verificar que su bebé está saludable y así recibir el cuidado adecuado. Para más información sobre las pruebas de audición, lea la hoja informativa del Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación (NIDCD, por sus siglas en inglés), Es importante hacerle la prueba de audición a su bebé, en el sitio web: www.nidcd.nih.gov/health/spanish/pages/screen_span.aspx.

Recuerde que la prueba de audición es sólo el primer paso. Si la prueba revela que su bebé podría tener pérdida de audición, el siguiente paso es programar una consulta con un audiólogo para hacer una prueba adicional antes de que el bebé cumpla 3 meses de edad. El audiólogo es un profesional de la salud que lleva a cabo una serie de pruebas para determinar si su bebé tiene problemas de audición, y si ese es el caso, puede identificar el tipo de problema y la severidad.

Arriba

¿Por qué es necesaria una prueba adicional?

El audiólogo hará una prueba adicional a su bebé que por múltiples razones es de gran ayuda. Los audiólogos pueden identificar el tipo de pérdida de audición en el niño y, en algunos casos, la causa. El audiólogo también puede recomendar una consulta médica adicional, como por ejemplo, con el otorrinolaringólogo (otorrino). El otorrino es un médico especializado en los trastornos del oído, la nariz y la garganta, y está capacitado para determinar la causa de la pérdida de audición así como las posibles opciones de tratamiento. Si existen problemas de audición, el audiólogo, el otorrino, el pediatra u otros profesionales que trabajan con su niño le dirán sobre los servicios de intervención que ayudarán a su niño a superar las barreras de comunicación. Por ejemplo, podría ser remitido al fonoaudiólogo (también llamado patólogo del habla-lenguaje) o a un maestro que tenga experiencia trabajando con niños con pérdida de audición. También podría aprender sobre las herramientas especiales que ayudan a los niños a aprovechar la capacidad auditiva que poseen y cómo usted puede comunicarse mejor con su niño.

Arriba

¿Cuándo se debe hacer la prueba adicional?

Si su bebé no pasó la prueba de audición, debe programar una prueba adicional con el audiólogo para antes de que el niño cumpla los 3 meses de edad. Puede pedir en el hospital o al personal que realizó la prueba de audición que le den la información de contacto de uno o más audiólogos certificados. Es posible que ellos también le ayuden a programar una consulta. También puede obtener una lista de audiólogos certificados a través de la Academia Americana de Audiología (www.audiology.org) o la Asociación Americana del Habla-Lenguaje y Audición (www.asha.org). Si la prueba adicional confirma que su bebé tiene pérdida de audición, éste debe comenzar a recibir algún tipo de servicio de intervención antes de cumplir los 6 meses de edad.

Arriba

¿Cómo puedo ayudar a mi niño a salir adelante aunque tenga pérdida de audición?

Cuando se interviene a tiempo, los niños con pérdida de audición desarrollan habilidades del lenguaje que les ayudan a comunicarse claramente y aprender con dedicación. En su comunidad tal vez existan otros servicios de apoyo al niño. Por ejemplo, la ley de educación para individuos con discapacidades (Individuals with Disabilities Education Act, IDEA) garantiza el derecho de todos los niños con discapacidades al acceso a los servicios que necesitan para obtener una buena educación. Además, los programas Head Start y Early Head Start, financiados por el gobierno federal, ayudan a niños pequeños de familias de escasos recursos económicos a estar mejor preparados para que puedan destacarse académicamente.

Hable y comuníquese con su niño frecuentemente. Manténgase al día sobre los programas de intervención disponibles y participe en todas las decisiones relacionadas con el progreso de su niño. La audición de su niño—así como su salud en general—es su responsabilidad y usted lo puede ayudar de muchas formas, por ejemplo:

  • llévelo a la consulta para la prueba de audición,
  • aprenda el lenguaje de señas o las estrategias para mejorar la comunicación y
  • únase a un grupo de apoyo.

¿Qué tipos de servicios de intervención hay disponibles?

Actualmente existen muchas opciones de intervención. Cuando su niño usa más de una de estas opciones, tiene una mayor posibilidad de entender lo que dicen los demás y de hacerse entender.

  • Audífonos. El niño con pérdida de audición puede usar diferentes herramientas para navegar entre el mundo de los sordos y el de los oyentes. Una de las herramientas más comunes es el audífono, un aparato que se sitúa detrás de la oreja y que ayuda a amplificar los sonidos. Los audífonos han mejorado con los años y se usan para diferentes grados de pérdida de audición (desde leve hasta severa) en bebés de hasta 1 mes de edad. El audiólogo le puede ayudar a seleccionar el mejor audífono para su niño, verificando que le quede bien ajustado y esté configurado correctamente. Asegúrese de consultar con un audiólogo que tenga experiencia con las necesidades especiales de los bebés y los niños. Algunos audiólogos, llamados audiólogos pediátricos, se especializan en el tratamiento de niños.

    Si su niño tiene una pérdida de audición total (sordera profunda) y el uso de audífonos no lo beneficiará, el médico puede sugerir un implante coclear. Los implantes cocleares se colocan en niños mayores de 1 año; son aparatos electrónicos que convierten los sonidos en señales eléctricas y las llevan hasta el cerebro, evitando la parte que no funciona en el oído interno. Con adiestramiento, los niños con implantes cocleares aprenden a reconocer sonidos y a entender el habla. Consulte con un otorrino especializado en implantes cocleares para determinar si el implante coclear es la mejor intervención para su niño.
  • Consideraciones relacionadas con el lenguaje y la comunicación. Los niños con sordera total o problemas de audición pueden aprender a comunicarse de diferentes maneras. Algunas familias con niños que tienen pérdida de audición prefieren comunicarse usando el lenguaje de señas americano (ASL, por sus siglas en inglés). El ASL tiene su propia gramática y sintaxis, y utiliza señas manuales y gestos, movimientos corporales y expresiones faciales para representar palabras y frases.

    Otras familias, a la hora de comunicarse, prefieren enfoques basados en su idioma. La palabra complementada (cued speech, en inglés) combina los movimientos naturales de los labios al hablar con posiciones de las manos para representar los sonidos fonéticos, lo que añade complementos visuales que ayudan a diferenciar sonidos como la “p” y la “b” o la “f” y la “v”. Otras familias prefieren un enfoque auditivo oral. En este caso, el niño usa su habilidad auditiva natural, junto con los audífonos y la lectura de los labios, para mejorar sus habilidades del habla y el lenguaje. Hay familias que usan el enfoque auditivo verbal, que ayuda a fortalecer las habilidades del niño para escuchar. Debido a que el desarrollo del lenguaje comienza a una edad temprana, usted debe seleccionar el enfoque más apropiado para poder interactuar al máximo con su niño. Pida al audiólogo, al otorrino o al pediatra información adicional sobre las opciones disponibles.
  • Aparatos auxiliares. Algunos aparatos ayudan a la persona con pérdida de audición a comunicarse en ciertos entornos. El amplificador personal de frecuencia modulada (FM) usa un micrófono que convierte la voz del maestro en el salón de clase en ondas de radio que son transmitidas a un receptor que lleva puesto el niño. La mayoría de los televisores poseen decodificadores especiales para que los niños con pérdida de audición también puedan disfrutar de casi todos los programas televisados a través del subtitulado oculto (closed captioned, en inglés). Son cada vez más las salas de cine en todo el país que ofrecen este subtitulado que se puede utilizar cuando uno lo desea. El sistema de inducción magnética (bucle magnético) está disponible en muchas iglesias, centros educativos, aeropuertos y auditorios. Los servicios de retransmisión de telecomunicaciones, disponibles a través de todas las compañías telefónicas, permiten que las personas con pérdida de audición puedan comunicarse por teléfono. La persona usa un teclado para escribir mensajes y ve las respuestas en una pantalla, todo esto gracias a la ayuda de un asistente de comunicaciones que traduce entre las dos personas que están al teléfono.

Arriba

La prueba auditiva reveló que mi niño oye bien. ¿Esto significa que ya no es necesario volver a evaluar su capacidad auditiva?

La pérdida de audición puede presentarse en cualquier momento de la vida. Algunas formas hereditarias de pérdida auditiva no surgen hasta que el niño es un infante, tiene edad de ir a la escuela o aún después. Además, hay otras causas potenciales de la pérdida de audición como son las enfermedades, las infecciones de oído, las lesiones en la cabeza, ciertos medicamentos, el envejecimiento y la exposición a ruidos fuertes. Por esta razón, es recomendable programar pruebas periódicas de audición, como por ejemplo, antes de que el niño comience la escuela o si muestra signos de pérdida de audición.

Arriba

¿Qué debo hacer si aún no le han hecho la prueba de audición a mi bebé?

En casi todos los hospitales y centros materno-infantiles del país se examina a los recién nacidos para saber si tienen pérdida de audición. Si usted y su bebé ya están en casa y no conoce aún los resultados de la prueba de audición, hable con su médico para verificar que se hayan efectuado los exámenes y pida copia de los resultados. Si al bebé no se le ha realizado la prueba de audición, pida al médico que le dé una consulta y programe dicha prueba para antes de que el niño cumpla 1 mes de edad. Use la lista de cotejo a continuación como guía para la programación y el seguimiento de las pruebas de audición de su bebé. Publicaciones como la hoja informativa del NIDCD, Es importante hacerle la prueba de audición a su bebé, contienen información más detallada sobre las pruebas de audición. También puede pedir a su médico información escrita sobre este examen.

Lista de cotejo para las pruebas de audición del bebé

Nombre del bebé: ______________________
Fecha de nacimiento: _____/_____/_______

Al cumplir 1 mes de edad:

Compruebe que le hayan hecho la prueba de audición a su bebé antes de salir del hospital o inmediatamente después. Si se le hizo, pida los resultados. Si no se la han hecho, programe la prueba para que se la hagan antes de que su bebé cumpla 1 mes de edad.

Al cumplir 3 meses de edad:

Si su bebé no pasó la prueba de audición, programe inmediatamente una consulta adicional con un audiólogo certificado. Pida al médico una lista de audiólogos certificados en la zona donde usted vive. El médico le puede ayudar a programar la consulta. También puede obtener una lista de audiólogos en la zona donde usted vive a través del sitio web de la Academia Americana de Audiología (www.audiology.org) o la Asociación Americana del Habla- Lenguaje y Audición (www.asha.org).

Si tiene que cancelar la consulta adicional, ¡vuelva a programarla! Asegúrese de llevar a su bebé a la prueba adicional antes de que cumpla los 3 meses de edad.

Al cumplir 6 meses de edad:

Inscriba a su bebé en un programa de intervención antes de que cumpla los 6 meses de edad. La intervención puede incluir aparatos auditivos, como por ejemplo, audífonos o implantes cocleares; métodos de comunicación, entre otros, técnicas orales como la lectura de los labios, o técnicas manuales como el lenguaje de señas americano (American Sign Language, ASL); o una combinación de las opciones, que incluya los aparatos auxiliares. Pregunte al pediatra, al otorrino o al fonoaudiólogo sobre las opciones disponibles. Para obtener una lista de otorrinos en la zona donde usted vive, visite el sitio web de la Academia Americana de Otorrinolaringología—Cirugía de Cabeza y Cuello (American Academy of Otolaryngology–Head and Neck Surgery) (www.entnet.org). Encuentre un fonoaudiólogo en el sitio web de la Asociación Americana del Habla-Lenguaje y Audición (www.asha.org).

Actividades continuas:

Participe activamente en el progreso de su niño.

Si cambia de domicilio, asegúrese de que los médicos y especialistas que han tratado al niño tengan la nueva dirección.

Aunque el niño pase la prueba adicional, programe las pruebas periódicas de audición, por ejemplo, antes de que el niño comience la escuela o si muestra signos de pérdida de audición.

Arriba

¿Dónde puedo obtener más información?

El NIDCD mantiene un directorio de organizaciones que pueden responder a preguntas y ofrecer información escrita o en formato electrónico acerca de la audición, el equilibrio, el gusto, el olfato, la voz, el habla y el lenguaje. El directorio se encuentra sólo en inglés en esta dirección de Internet, www.nidcd.nih.gov/directory.

Las siguientes palabras claves le ayudarán en la búsqueda de organizaciones que resuelven preguntas y suministran información impresa y electrónica sobre la audición en los bebés:

Para obtener información, direcciones, números telefónicos adicionales o una lista impresa de las organizaciones, comuníquese con:

Centro de Información del NIDCD
1 Communication Avenue
Bethesda, MD 20892-3456
Llamada gratuita: (800) 241-1044
Llamada gratuita TTY: (800) 241-1055
Fax: (301) 770-8977
Correo electrónico: nidcdinfo@nidcd.nih.gov

NIH Publicación No. 11-5338
Actualizado en mayo de 2011

Arriba