Skip to main content
Text Size: sML

¡Escuchar con sabiduría! ¡En el trabajo!

En está página:

Aquí están los datos.

¡ESCUCHAR CON SABIDURÍA¡ Una lechuza usando un casco.
  • La pérdida de audición inducida por el ruido en el trabajo es el trastorno más común y la segunda de las enfermedades ocupacionales más reportados por los mismos trabajadores.

  • Treinta millones de trabajadores corren riesgo de sufrir pérdida de audición inducida por el ruido y veinlidós millones de estadounidenses, entre los 22 y 69 años, ya la padecen.

  • 44% de los carpinteros y 48% de plomeros informan tener pérdida de audición.

  • A los 25 años, un carpintero tiene la misma capacidad auditiva que una persona de 50 años de edad que no trabaja cerca de ruidos dañinos.

Arriba

¡No deje que esto le suceda!

La pérdida de audición inducida por el ruido se puede prevenir en un 100%, pero si le ocurre durará el resto de su vida. La exposición a sonidos dañinos deteriora las estructuras sensibles del oído interno. Estas se pueden dañar instantáneamente con un impulso breve e intenso, como la explosión de un petardo, o gradualmente al estar expuesto continuamente al ruido, como en una carpintería.

Arriba

¿Qué tan fuerte es demasiado fuerte?

¡ESCUCHAR CON SABIDURÍA¡ Una lechuza usando un casco.

¿Se encuentra en un lugar donde tiene que alzar su voz para conversar con alguien que está a menos de un brazo de distancia? ¿Escucha un zumbido o le parece que los sonidos son cortos o desafinados después de salir de un lugar ruidoso? En ese caso, usted probablemente estuvo expuesto a ruidos dañinos. El grado de riesgo de dañar su audición está relacionado tanto con el nivel del ruido como con la duración de la exposición a éste. El sonido se mide en decibeles (dB). La exposición prolongada (larga o repetida) a ruidos de niveles superiores a 85 decibeles puede causar pérdida de audición. Una conversación normal tiene un nivel de 60 decibeles. Un taladro de mano tiene un nivel de 98 decibeles, un pulverizador de pintura 105 decibeles, un martillo eléctrico 114 decibeles, y un taladro de percusión eléctrico 119 decibeles.

El Instituto Nacional de Salud y Seguridad Ocupacional ha establecido normas de seguridad acerca de la cantidad de tiempo que uno puede estar expuesto a diferentes niveles de ruido. Si el nivel promedio de ruido en su trabajo es de 85 decibeles, entonces usted corre riesgo de sufrir pérdida de audición luego de exponerse a este por más de ocho horas. Si el nivel promedio de ruido es de 88 decibeles, entonces usted corre riesgo luego de estar expuesto por más de cuatro horas. Recuerde que cuanto más alto sea el ruido, menos tiempo tendrá para evitar que su audición se dañe. ¡Comience desde ahora a protegerse los oídos!

Arriba

Un hombre usando un casco y gafas protectoras con una sierra eléctrica en sus manos.

P: ¿Que hay de raro con este dibujo?

Respuesta

¿Cómo puede proteger sus oídos?

La mejor manera de protegerse los oídos es usar siempre protectores cuando esté expuesto a ruidos fuertes. Usted puede proteger sus oídos usando tapones u orejeras especiales. Hay cientos de clases disponibles. Hay tapones que se adaptan a la forma de su oreja y otros premoldeados de varios tamaños. Hay orejeras que están sujetadas a una vincha y son muy convenientes si usted trabaja en un lugar donde el ruido es intermitente y necesita sacárselas y ponérselas durante el día.

Algunos tapones tienen aberturas para que pueda introducirlos sin tocar la parte que va dentro de su oído. También puede conseguir tapones a medida para su oído. Las orejeras vienen con copas grandes y pequeñas, diferentes tipos de vinchas para sujetarlos y diferentes tipos de almohadillas para los oídos. Existe algo para todos y para cada tipo de situación. ¿Qué tipo tiene usted?

Arriba

¿Cómo puede oír instrucciones orales o advertencias de máquinas?

Los protectores auditivos reducen el nivel de ruido de los equipos industriales; no eliminan el sonido. Hay algunos que disminuyen el sonido lo suficiente para que sea apropiado, pero que le permiten escuchar si alguien le habla a un nivel normal. Esto es especialmente importante para los que trabajan en un ambiente ruidoso donde la comunicación es necesaria. Los protectores disminuirán por igual tanto el ruido como los sonidos de una alarma. Entonces, si el ruido se puede escuchar sin protectores, también lo podrá hacer cuando los use. Algunos protectores reducirán ciertas frecuencias más que otras, de manera que si los usa puede hacer que los ruidos suenen algo diferente. Si es importante para usted oír sonidos exactamente como suenan, hay orejeras y tapones que reducen todo tipo de sonido al mismo volumen. Hay muchos protectores con un sistema de comunicación incorporado. Hay tapones especiales de alta fidelidad y que son activados por el sonido que los músicos profesionales y los mecánicos emiten. Estos tapones y orejeras no cambian la calidad del sonido salvo para hacerlo mas leve. Son útiles cuando es importante oír una conversación.

Arriba

¿Cuán fuerte es? El gráfico de sonido muestra diversas herramientas eléctricas y los niveles de decibeles que estas herramientas producen cuando se utilizan.

d

Arriba

Imagen de una mano y un brazo martillando un clavo en una tabla.

¿Cuánto tiempo toma acostumbrarse a usar tapones u orejeras?

Una vez que haya encontrado la protección adecuada, no le tomará mucho tiempo acostumbrarse a usarla. El hecho es que, el tiempo que toma adaptarse a usar los protectores no es diferente del que lleva acostumbrarse a usar cualquier otro equipo de seguridad. ¡Si a usted no le quedan bien, será como usar zapatos que no son del tamaño correcto y que por lo mismo, no le gusta usar! Usted no tiene que usar zapatos que sean demasiado pequeños o un casco demasiado grande, y no tiene que aceptar los protectores de la capacidad auditiva que no le queden cómodos. Asegúrese que los protectores de oídos sean del tamaño y ajuste correcto y de reemplazarlos cuando se gasten.

Arriba

¿Qué tal si se hace una evaluación auditiva?

Cualquier persona expuesta regularmente a ruidos dañinos debe someterse, cada año, a una evaluación auditiva. Los que no están expuestos a este tipo de ruidos deben hacerlo cada 3 años. Una persona que nota algún cambio en su audición debe someterse a una evaluación auditiva de inmediato. ¿Cuándo fue su última evaluación auditiva?

Arriba

¡Escuche con sabiduría!

Una campaña patrocinada por el Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación (NIDCD), Institutos Nacionales de la Salud (NIH), Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH), Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y una coalición nacional de agencias de gobierno, organizaciones públicas, negocios, industrias, sindicatos y organizaciones dedicadas a la protección de los niños y los ancianos estadounidenses para prevenir la pérdida de audición inducida por el ruido. Para mayor información visite: www.nidcd.nih.gov/health/spanish.

Para obtener más información sobre la pérdida de audición inducida por el ruido, contacte:

NIDCD Information Clearinghouse
(Centro de Información del NIDCD)
1 Communication Avenue
Bethesda, MD 20892-3456
Número de teléfono gratuito: (800) 241-1044
TTY: (800) 241-1055
Correo electrónico: nidcdinfo@nidcd.nih.gov

R: ¡Está protegiendo sus ojos y cabeza, pero no sus oídos!

Publicación de NIH No. 01-4937
Actualizado: Agosto del 2006
Sólo para uso administrativo

Arriba