You are here

Avanzamos en la investigación para mejorar la vida de las personas con trastornos de la comunicación: un mensaje de la directora interina del NIDCD

Dr. Judith Cooper

Judith Cooper, Ph.D.

Durante 30 años, el Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación (NIDCD, por sus siglas en inglés) ha venido apoyando la investigación básica y clínica y la capacitación en investigación sobre la comunicación y los trastornos sensoriales. Al menos el 20 por ciento de los adultos en los Estados Unidos tienen algún impedimento significativo de la audición, el equilibrio, el gusto, el olfato, la voz, el habla o el lenguaje. Para estas personas, los componentes básicos de la comunicación (detectar, interpretar y responder a su entorno) pueden ser un desafío.

Audición y equilibrio

Muchos factores contribuyen a la pérdida de la audición y la disfunción del equilibrio, que puede ocurrir a cualquier edad y afectar la comunicación, la seguridad y la calidad de vida. El NIDCD tiene un programa robusto de investigación básica y clínica sobre la audición y el equilibrio, que incluye la genética, la genómica y la proteómica. Esta investigación se centra en parte en la identificación de los genes implicados en la pérdida de audición para llevar a un diagnóstico y tratamiento más temprano y a nuevas terapias.

Cerca de 30 millones de adultos en los Estados Unidos podrían beneficiarse del uso de audífonos, pero solo uno de cada cuatro los ha usado. El NIDCD apoya la investigación clínica y traslacional innovadora para sentar las bases para lograr que la atención médica auditiva sea más accesible y asequible. La investigación actual incluye la identificación de barreras para la atención médica y la evaluación de la entrega de nuevos servicios y modelos de detección.

Los investigadores también están aplicando la tecnología de implantes cocleares para desarrollar otras prótesis neurales. Por ejemplo, estos dispositivos proporcionarán una sensación de oír a las personas cuyo nervio auditivo ha sido eliminado o dañado; normalizarán el equilibrio mediante la estimulación eléctrica del nervio vestibular; y ayudarán a los pacientes con impedimentos físicos y del habla graves a expresarse utilizando el habla sintetizada a partir de las interfaces cerebro-computadora.

Los trastornos del equilibrio pueden ser sumamente incapacitantes, perjudicar la movilidad y a menudo resultar en caídas. Los científicos apoyados por el NIDCD están examinando cómo el cerebro interpreta la información del aparato vestibular del oído. Esta información posicional que nos da el aparato vestibular nos ayuda a comprender dónde se encuentra nuestro cuerpo en el espacio tridimensional, lo que nos permite movernos con facilidad. Los investigadores clínicos del NIDCD también están desarrollando procedimientos de rehabilitación y aparatos prostéticos para mejorar la calidad de vida de las personas con trastornos de equilibrio.

Gusto y olfato: los sentidos químicos

La investigación respaldada por el NIDCD nos ayuda a comprender cómo nuestros sentidos del gusto y el olfato se relacionan con nuestra salud y bienestar y nos permiten interactuar con nuestro entorno. Los científicos financiados por el NIDCD estudian muchos aspectos del gusto y el olfato, desde cómo detectamos los olores y los sabores por las células sensoriales en la nariz y las papilas gustativas hasta cómo funcionan las regiones cerebrales involucradas en el procesamiento central de la información que llega del gusto y del olfato. Los científicos también están trabajando para comprender mejor cómo las células madre subyacentes regeneran o reemplazan las células sensoriales del gusto y del olfato a lo largo de la vida. Algún día es posible que estos estudios ayuden a los científicos a desarrollar formas de restaurar la pérdida de la función quimiosensorial debido a la quimioterapia, el envejecimiento, las lesiones o las enfermedades.

El NIDCD también fomenta la investigación clínica para mejorar el diagnóstico, la prevención y el tratamiento de los trastornos del gusto y del olfato en las personas de todas las edades. Más estudios clínicos y epidemiológicos nos ayudarán a comprender mejor cómo los factores como la nutrición, las experiencias dietéticas tempranas, la variación genética individual, el envejecimiento, las infecciones y las enfermedades afectan las sensibilidades quimiosensoriales y los trastornos del gusto y el olfato.

Voz, habla y lenguaje

Las investigaciones que lleva a cabo el NIDCD están llevando a una mejor identificación y tratamiento de los trastornos de la voz, el habla y el lenguaje, como la disfonía espasmódica, el tartamudeo y el trastorno específico del lenguaje. Además, los científicos continúan identificando los genes responsables de la tartamudez persistente, que tiende a darse en familias.

Otras investigaciones en curso se centran en formas de mejorar la comunicación en niños con algún trastorno del espectro autista, incluyendo el 25 al 30 por ciento de los niños con estos trastornos que permanecen funcionalmente no verbales más allá de los cinco años. Durante mucho tiempo, el NIDCD ha apoyado el Programa Centros de Excelencia en Autismo de los NIH, que financia grandes proyectos de investigación, algunos de los cuales se centran en desarrollar intervenciones eficaces para ayudar a los niños con trastornos del espectro autista a comunicarse mejor.

La investigación respaldada por el NIDCD también aborda las deficiencias de la voz, el habla y el lenguaje relacionadas con lesiones, accidentes cerebrovasculares y trastornos neurodegenerativos como la enfermedad de Parkinson y la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Estos problemas de comunicación, como la afasia, la disartria y la apraxia, a menudo conducen a un mayor aislamiento y una mala calidad de vida.

Direcciones futuras

A medida que nos acercamos a nuevas fronteras en descubrimientos científicos y medicina de precisión, el NIDCD se encuentra en una buena posición para respaldar los estudios innovadores que resulten en intervenciones más sensibles, eficaces y personalizadas. Los investigadores apoyados por el NIDCD están dedicados a ampliar nuestra comprensión de la audición, el equilibrio, el gusto, el olfato, la voz, el habla y el lenguaje, y a mejorar las estrategias de rehabilitación para los niños y adultos que enfrentan los desafíos de los trastornos de la comunicación.

 


Acerca de Judith Cooper

Judith A. Cooper, Ph.D., es directora interina del Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación (NIDCD, por sus siglas en inglés) y directora de la División de Programas Científicos del NIDCD. La Dra. Cooper ha avanzado la misión del NIDCD desde que el instituto se estableció en 1988. Tiene una licenciatura de la Universidad Metodista del Sur en Dallas, una maestría en ciencias en patología del habla y el lenguaje de la Universidad de Vanderbilt, y un doctorado en ciencias del habla y de la audición de la Universidad de Washington en Seattle.

 

Last Updated Date: 
June 1, 2018