Skip to main content
Text Size: sML

Habla e idioma: Hitos del desarrollo

En está página:

"El período más importante en el desarrollo del habla y del lenguaje es durante los tres primeros años de edad. El cerebro en desarrollo es más capaz que nunca de absorber el idioma, cualquier idioma, durante este período".

¿Qué es el habla y el idioma?

El habla y el idioma son las herramientas que los seres humanos usan para comunicar o intercambiar pensamientos, ideas y emociones. El idioma es el conjunto de reglas, compartido por los individuos que se están comunicando, que les permite intercambiar esos pensamientos, ideas o emociones. El habla es la conversación, una de las formas de expresar el idioma. El idioma también puede expresarse mediante la escritura, el lenguaje a señas o los gestos, en el caso de las personas que tienen trastornos neurológicos y que dependen de guiños de los ojos o de los movimientos de la boca para comunicarse.

Existen muchos idiomas en el mundo, y cada uno tiene su propio conjunto de reglas fonéticas (fonemas o sonidos de habla o, en el caso del lenguaje a señas, formas manuales), morfológicas (formación de la palabra), sintáxicas (formación de oraciones), semánticas (significado de la palabra y de la oración), prosódicas (entonación y ritmo del habla) y pragmáticas (uso eficaz del idioma).

Arriba

¿Cómo se desarrollan normalmente el habla y el idioma?

El período más importante en el desarrollo del habla y del idioma para los seres humanos es durante los tres primeros años de vida, una etapa en la cual el cerebro está desarrollándose y madurando. Estas aptitudes parecen desarrollarse mejor en un mundo que es rico en sonidos, elementos visuales y exposición permanente al habla y al idioma de otras personas.

La evidencia de que hay "períodos críticos" en el desarrollo del habla y del idioma en los bebés y los niños pequeños, ha aumentado de manera significativa. Esto significa que un cerebro en desarrollo es más capaz de absorber un idioma, cualquier idioma, durante este período. La capacidad de aprender un idioma será más difícil, y quizás menos eficiente o eficaz, si estos períodos críticos se dejan pasar sin exposición a un idioma. Los signos del comienzo de la comunicación ocurren durante los primeros días de vida cuando el recién nacido aprende que el llanto traerá alimentos, consuelo y compañía. El bebé también empieza a reconocer los sonidos importantes de su ambiente. La voz del padre puede ser un sonido importante. Según crecen, los bebés empiezan a clasificar los sonidos del habla (fonemas) o los elementos fundamentales que componen las palabras de su idioma. La investigación indica que a los seis meses de edad, la mayoría de los niños reconoce los sonidos básicos de su idioma nativo.

A medida que los mecanismos del habla y la voz maduran (mandíbula, labios y lengua), los bebés son capaces de controlar los sonidos. Esto empieza en los primeros meses de vida con el "arrullo", una vocalización silenciosa--tranquila--, agradable, repetitiva. A los seis meses de edad, un bebé balbucea generalmente o produce sílabas repetitivas como "ba, ba, ba" o "da, da, da". Estos balbuceos pronto se convierten en un tipo de habla sin sentido (jerga) que a menudo tiene el tono y ritmo del habla humana, pero que no contiene palabras reales. A fines del primer año, la mayoría de los niños ya tienen la capacidad de decir unas pocas palabras sencillas. Los niños no conocen el significado de sus primeras palabras, pero aprenden el poder de esas palabras en la medida en que las personas a su alrededor responden a éstas.

A los dieciocho meses de edad, la mayoría de los niños puede decir entre ocho y diez palabras. A los dos años, la mayoría junta palabras en oraciones simples como "más leche". Durante este período, los niños aprenden rápidamente que las palabras simbolizan o representan objetos, acciones y pensamientos. También a esta edad juegan a representar a otra persona. A las edades de tres, cuatro y cinco años, el vocabulario aumenta rápidamente, y comienzan a dominar las reglas del idioma.

Arriba

¿Cuáles son los hitos en el desarrollo del habla y el idioma?

El desarrollo del habla y del idioma varía de acuerdo al niño. Sin embargo existe una progresión natural o cronológica para dominar estas técnicas en cada idioma. Los hitos son las aptitudes que pueden ser identificadas y que sirven de guía para el desarrollo normal. Típicamente, se deben alcanzar las habilidades simples antes de aprender las más complejas. Hay una edad y tiempo habitual durante los cuales la mayoría de los niños pasa por estos períodos. Estos hitos ayudan a los doctores y a otros profesionales de la salud a determinar cuándo un niño puede necesitar ayuda extra para aprender a hablar o a usar el idioma.

Arriba

¿Cómo sé si mi niño está alcanzando estos hitos?

Aquí hay una lista que usted puede seguir para determinar si el habla y las capacidades idiomáticas de su niño están desarrollándose a tiempo. Usted debe conversar con el doctor de su hijo sobre cualquier cosa que haya sido marcada "no".

Lista de control para la audición y la comunicación del bebé

Del nacimiento a 5 meses de edad

Reacciona a los sonidos fuertes.
Vuelve la cabeza hacia la fuente de sonido.
Observa su cara cuando usted habla.
Vocaliza sonidos placenteros y desagradables (ríe, se ríe tontamente--risilla--, llora o se alborota).
Hace ruidos cuando conversan con él o ella.

6-11 meses

Comprende cuando le dicen "no".
Balbucea (dice "ba-ba-ba" o "ma-ma-ma").
Trata de comunicarse con acciones o gestos.
Trata de repetir los sonidos que hace.

12-17 meses

Pone atención en un libro o juguete al menos por 2 minutos.
Sigue instrucciones sencillas acompañadas por gestos.
Responde preguntas simples con gesticulaciones.
Apunta a objetos, pinturas o fotos y a los miembros de la familia.
Utiliza entre dos a tres palabras para identificar a una persona u objeto (quizás la pronunciación no es clara).
Trata de imitar palabras simples.

18-23 meses

Disfruta que le lean.
Sigue órdenes simples sin usar gesticulaciones.
Señala partes del cuerpo simples como la "nariz".
Comprende verbos simples como "comer" o "dormir".
Pronuncia correctamente la mayoría de las vocales y las letras n, m, p, h, especialmente al comienzo de las sílabas y en palabras cortas. También empieza a usar otros sonidos.
Dice entre 8 y 10 palabras (quizás la pronunciación todavía es poco clara).
Pide alimentos comunes por su nombre.
Hace sonidos de animales como "muuuu".
Comienza a combinar palabras tales como "más leche".
Empieza a usar pronombres posesivos como "mío".

2-3 años

A los 24 meses de edad ya conoce alrededor de 50 palabras.
Conoce algunos conceptos de espacio tales como "en" o "sobre".
Conoce pronombres tales como "tú", "yo", "ella".
Conoce palabras descriptivas tales como "grande" o "feliz".
A los 24 meses de edad ya dice cerca de 40 palabras.
El habla--pronunciación de las palabra--se torna más exacta, pero todavía no pronuncia los sonidos finales de la palabra. Las personas desconocidas pueden no comprender gran parte de lo que se dice.
Responde a preguntas simples.
Comienza a usar más pronombres como "ustedes" o "yo".
Habla con oraciones compuestas de dos o tres palabras.
Usa inflexiones en la voz para pedir algo (por ejemplo, "¿mi pelota?" ).
Empieza a usar plurales como "zapatos" o "calcetines" y los verbos en pasado simple como "salté".

3-4 años

Agrupa objetos tales como alimentos, ropa, etc.
Identifica los colores.
Usa la mayoría de los sonidos, pero puede distorsionar algunos de los sonidos más difíciles como j, s, ch, rr, r. Estos sonidos no pueden dominarse plenamente hasta la edad 7 u 8 años.
Usa consonantes al comienzo, al medio y al final de las palabras. Tiene problemas con la pronunciación de las consonantes más difíciles, pero trata de decirlas.
Los desconocidos entienden gran parte de lo que el niño dice.
Es capaz de describir el uso de los objetos como "tenedor", "auto", etc.
Es capaz de describir el uso de los objetos como "tenedor", "auto", etc.
Se divierte con el idioma. Disfruta los poemas y reconoce los absurdos del idioma como "¿eso es un elefante o tu cabeza?"
Expresa ideas y sentimientos en vez de hablar de las cosas que están alrededor de él o ella.
Usa verbos que terminan en "ando" tales como "caminando" o "conversando".
Responde a preguntas simples, como por ejemplo, "¿qué hacen ustedes cuando tienen hambre?"
Repite oraciones.

4-5 años

Comprende conceptos de espacio como "atrás" o "cerca de".
Entiende preguntas más complejas.
Se entiende lo que dice, pero comete equivocaciones al pronunciar palabras largas, difíciles o complejas como "hipopótamo".
Dice entre 200 y 300 palabras distintas.
Usa algunos verbos irregulares en tiempo pasado tales como "hubo" o "cayó".
Describe cómo hacer cosas, por ejemplo, un dibujo.
Define palabras.
Enumera elementos que pertenecen a una categoría en particular, como por ejemplo, animales, vehículos, etc.
Responde con preguntas de "¿por qué?"

5 años

Entiende más de 2.000 palabras.
Entiende secuencias de tiempo (lo que sucedió primero, segundo, tercero, etc.).
Ejecuta instrucciones en tres pasos.
Entiende rimas (versos).
Participa en conversaciones.
Las oraciones pueden ser de 8 o más palabras.
Usa oraciones compuestas y complejas.
Describe objetos.
Usa la imaginación para crear historias.

Arriba

¿Qué debo hacer si el habla o el idioma de mi niño parecen retrasarse?

Usted debe conversar con su médico de cabecera (familia) si tiene inquietudes sobre el desarrollo del habla o idioma de su niño. La lista anterior debería ayudarle para hablar de sus inquietudes. Su doctor puede decidir si su hijo debe ser referido a un fonoaudiólogo--un profesional de la salud que evalúa y trata a las personas que tienen trastornos del lenguaje, idioma, voz o deglución (incluidos los problemas de audición) y que afectan la capacidad de comunicación. El fonoaudiólogo conversará con usted acerca de la comunicación y el desarrollo general de su niño. También evaluará a su hijo con pruebas especiales del lenguaje e idioma. Una prueba de audición está incluida, a menudo, en la evaluación porque un problema de audición puede afectar el habla y desarrollo del idioma.

Según los resultados de la prueba, el fonoaudiólogo puede sugerir actividades para el hogar que estimulen el desarrollo del habla y del idioma. Estas actividades pueden incluir leer a su niño regularmente; hablar con oraciones cortas usando palabras simples para que su niño pueda imitar estas oraciones con éxito; o repetir lo que su niño dice, pero usando la gramática y pronunciación correctas. Por ejemplo, si su niño dice, "pota bao" usted le puede responder con, "sí, la pelota está debajo de la mesa". Esto le permitirá enseñarle la manera correcta de decir algo sin tener que corregirlo, lo cual con el tiempo, puede hacer que el aprendizaje del habla se vuelva desagradable.

El fonoaudiólogo también puede recomendar la terapia de grupo o individual o sugerir una evaluación adicional hecha por otros profesionales de la salud como un audiólogo--un profesional de la salud que puede identificar y medir la pérdida de audición, y un psicólogo del desarrollo.

Arriba

¿Qué investigaciones se están realizando con relación al desarrollo del habla y los problemas del idioma?

Los científicos están examinando una serie de temas relacionados con el desarrollo del habla e idioma. Los estudios de imágenes cerebrales están definiendo la relación entre la exposición al habla y al idioma, el desarrollo del cerebro y las aptitudes para comunicarse. Los estudios genéticos están investigando la probabilidad de que al menos algunos de los problemas del habla y del idioma puedan ser heredados o traspasados de padres a hijos. Los estudios adicionales están caracterizando los trastornos hereditarios de la comunicación. El efecto de las infecciones frecuentes del oído sobre el desarrollo del habla e idioma es también un área de investigación. Otros científicos están distinguiendo los tipos de errores del habla y del idioma para determinar cuáles pueden ser superados sólo con la maduración y cuáles necesitarán de algún tipo de intervención o terapia. Otra área de estudio es el efecto del desarrollo del habla y del idioma sobre el posterior desempeño escolar. Investigación adicional está identificando dialectos que pertenecen a ciertos grupos étnicos o regionales. Este conocimiento ayudará a los profesionales a distinguir las diferencias entre un idioma o dialecto (que debe preservarse para ayudar a un individuo a identificarse con un grupo) y un trastorno del lenguaje, que puede requerir tratamiento.

Arriba

¿Cómo puedo obtener mayor información?

El NIDCD mantiene un directorio de organizaciones que pueden responder sus preguntas y proporcionarle información, por escrito o en formato electrónico, acerca de este tema. La lista de organizaciones está localizada en www.nidcd.nih.gov/directory. Actualmente, el directorio por Internet está disponible solamente en inglés.

Use las siguientes palabras claves para ayudarle a localizar las organizaciones de mayor relevancia:

Para mayor información, direcciones y números telefónicos adicionales o para recibir una lista de las organizaciones por escrito, contacte a:

NIDCD Information Clearinghouse
1 Communication Avenue
Bethesda, MD 20892-3456
Número de Teléfono Gratuito: (800) 241-1044
Número Gratuito de TTY: (800) 241-1055
Fax: (301) 770-8977
Correo electrónico: nidcdinfo@nidcd.nih.gov

Publicación de NIH No. 00-4781
mayo de 2000

Para obtener más información, contacte al Centro de Distribución de Información de NIDCD (NIDCD Information Clearinghouse).

Arriba